Viviendo aventuras

Un concilio a la sombra

Zoraida… A veces, más que una pajarita, parece una zorra. Alf también tiene esa mirada a veces. La verdad, asusta un poco. Y precisamente por esa forma de mirarme, como de refilón, y porque salta de aquí para allí como un gorrión -sin ser esa su naturaleza-, siempre a mi alrededor, decido preguntarle. Ya le di cancha, por así decir, pero sigo con mis dudas. Ella lo sabe. Así, me acomodo, respiro hondo y le pregunto directamente: Leer más