Brota una extraña flor en el cerrillo

“¡Revolución! ¡Revolución!” Los gritos exaltados de los airados habitantes en la plaza lo despertaron sobresaltado.

Faltándole el aire, temblándole las piernas y palpitándole el corazón como un potro desbocado, el pequeño se apoyó en el tronco del único árbol en aquel cerrillo. Rompió a llorar preso de la angustia y del pánico, regando el suelo con sus lagrimones. Leer más

La sombra de una duda

– ¡Azaharaaaaaa! –gritó a pleno pulmón Zoraida.

– ¿Se puede saber a qué viene tanto grito? –protestó la higuera somnolienta.

– ¡Ay! ¿Por qué me sacudes? –pió lastimera.

A mitad de otoño la higuera se mantenía verde, si bien lucía claros, las puntas de algunas ramas estaban desnudas y unos higos tardíos parduzcos. La sacudida arrojó algunas hojas. Alf ladró con furia, no le agradaban nada los sobresaltos durante su siesta. Leer más