Érase una vez…

Un cerrillo con una higuera al que llegó un día una pajarita. Risas, ladridos y tintineos le dieron la bienvenida. Un hada y una pluma hacían reír a las chiribitas que crecían a los pies del cerrillo y, en la cima, un duende jugaba con un podenco al lado de la anciana higuera. La alegría que ahí se respiraba la convenció y aceptó el cobijo ofrecido por la higuera. En la copa construyó su nido, dispuesta a vivir aventuras, sin saber que había atravesado el umbral de la magia de los elementales.

Pajarita Zoraida en el nido

El nido de Zoraida

Un "acerca de" para saciar tu curiosidad

ave con flor en el pico

Aventuras en el cerrillo

La luna creciente te ofrece una pequeña historia

Papiro enrollado

Envío postal especial

Alegra el corazón, estimulante, filosófico

huellas de ave

Huellas testimonio

Las chiribitas te cuentan su experiencia

pergamino, tintero y libro

Otros escritos

Hay un libro para tu crecimiento interior

Ave cantando en una rama

¡Cuencántame!

¡Te escucho y respondo!¡Creemos melodías!

"No podemos vivir sin otras formas de vida, como los bosques o la vegetación."
Wangari Maathai
Premio Nobel de la Paz

¡Únete al coro de chiribitas!

Aúna en tu quehacer cotidiano fantasía y naturaleza.

Conócete y crece con Madre Tierra.

¡Sé patrona de tu voz!